contador de entradas
PRIMER DIA DE LA TEMPORADA - a i c a r t f l y f i s h i n g.
Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

PRIMER DIA DE LA TEMPORADA

Publicado en por Adrian Aicart Tena

PRIMER DIA DE LA TEMPORADA

MUCHO AGUA, POCO MOVIMIENTO DE PECES Y MAL TIEMPO = OTRO DIA SERA

Siempre el primer día de la campaña se coge con muchísimas ganas y entusiasmo.

La noche anterior en la cama se experimenta esa sensación de no poderte dormir, debido a que tu cabeza solo piensa en escenas en las que siempre se repite la misma situación, truchas y mas truchas en tu cabeza revoloteando y saltando por todas partes, y entonces cuando empiezas a conciliar el sueño después de un buen rato, no mas lejos de olvidar esas escenas, lo que ocurre es que sueñas aun con mas fuerzas en eso, pero en estos sueños solo piensas en que estas preciosas truchas con sus enormes pintas rojas, devoran con gran fuerza tu mosca y tiras de la caña para que empiece esa lucha cara a cara entre pescador y pez, esos escalofriantes segundos o a veces largos minutos que es lo que a los pescadores nos encanta sentir, y es la droga que hace que amemos este deporte, acabando en los mejores casos en la trucha entre nuestras manos, y SIEMPRE dejándola libre y agradeciéndole que se haya dejado el resto.

Una vez ya levantados por la mañana nos dispusimos a ir hacia el rió este bajaba muy muy crecido, debido al deshielo, que siempre a principios de temporada llena nuestros ríos de agua hasta los topes y que nos impide en muchas ocasiones poder pescar plácidamente.

PRIMER DIA DE LA TEMPORADA

El río bajaba como un tiro, y con un color verde blanquecino que impedía ver el fondo incluso en los puntos con menos profundidad.

El día tampoco acompañaba, el cielo nublado, con frió viento y lluvia descontrolada.

Aun y así intentamos probar suerte y ver si alguna se dejaba engañar, pero era casi imposible hacer bajar la mosca decentemente.

PRIMER DIA DE LA TEMPORADA

Finalmente el intento se quedo en eso, un intento. Todos estos factores nos obligaron a desistir y a tener que desmontar las cañas para volver al coche y regresar a casa malhumorados pero pensando en que era normal que con un día así no se pudiera hacer mucho mas de lo que hicimos...

La pesca es así, depende de la climatología y de los peces, nosotros no tenemos el control de eso.

Comentar este post